C/ Nuñez Morgado, 5 28036 Madrid

91 315 91 88

3 May, 2022

Domiciliación comercial Madrid

Nuestra empresa o negocio es algo totalmente preciado para nosotros. Estamos conscientes del tiempo que nos tomó poder construirlo y empezar a generar dinero por ese él, y es por este esfuerzo que debemos cumplir con la domiciliación comercial Madrid para que este pueda funcionar como es debido y sea protegido por las leyes de nuestro país, en este caso, de España.

¿Qué es la domiciliación comercial Madrid?

Se entiende por domiciliación al proceso de asociación de un comercio a una dirección postal. Esto puede permitirte el recibimiento de correos y demás correspondencia; pues, tu local va a tener ubicación propia.

Esto te beneficia también para tus ventas, pues las personas podrán ir más fácilmente hacia tu negocio puesto que este ya dispone de una sede. Todo también depende de las sucursales que pongas a la disposición del cliente, puesto que no es lo mismo domiciliar un solo local que hacerlo con varias sucursales.

Este servicio lo prestan varios centros de negocios que están ubicados en ciudades o también en las denominadas zonas financieras o zonas francas. En tal caso de que domicilies tu comercio de esta forma, entonces podrás tener una proyección más céntrica para las personas.

Es cierto que esto trae diferentes beneficios que pueden ser de provecho para nosotros, pero lo importante es preguntarse: ¿por qué debemos realizar la domiciliación comercial Madrid? Pues aquí te lo responderemos.

¿Por qué es necesario hacer esto?

Es común tener dudas sobre las diferentes cosas que debemos hacer por nuestro espacio comercial; tememos a cualquier procedimiento legal que hagamos porque pensamos que, en vez de darnos ventajas, nos dará fuertes desventajas.

Esto está muy lejos de la realidad, es gracias a la domiciliación de tu empresa que podrás poseer una mejor ubicación para que tus futuros clientes accedan a comprar en tus sucursales.

Lo ideal sería ubicarlo en un lugar estratégico dentro de la ciudad en la que residas; un ejemplo de esto puede ser en el centro o muy cerca de los locales más concurridos por las personas.

De hecho, hacer este procedimiento nos permitirá obtener la dirección social y fiscal de nuestro comercio y así daremos una imagen más estable y seria hacia nuestros consumidores y también a la competencia.

Además, también contaremos con el servicio de atención y recepción de llamadas. Esto nos cae de maravilla puesto que podríamos incluir en este paquete al servicio de internet satelital; lo cual nos servirá para que los individuos puedan realizar compras con tarjetas de débito o crédito.

Por otra parte, si contamos con una recepcionista o con una cajera, también es algo ventajoso el uso del apartado telefónico para poder mantener un contacto más ameno con el comprador que desee realizar una llamada a nuestro negocio.

Tipos de domiciliación

La domiciliación comercial Madrid consta de algunos tipos. Cada uno ofrece cosas diferentes las cuales nos pueden servir en cualquier ámbito; claramente, en cuando a un comercio se refiere. Estas son el domicilio fiscal y social.

En el caso de la domiciliación fiscal, es según la ley el sitio de trabajo con obligación tributaria. Mantiene relaciones con la administración tributaria y cuenta con un apartado de hacendados para poder recibir notificaciones de esta índole.

Por su parte, la domiciliación social es la que constituye el centro principal para las acciones de tu comercio. Como su nombre lo indica, aquí se podrá ubicar tu negocio de tal forma que sea perceptible para la sociedad como tal; incluso estará registrado en base a la ley de Escrituras y Registro Mercantil para las Empresas.

Otra cosa que debes tomar en cuenta es que para cambiar una domiciliación comercial Madrid debes poseer la aprobación del Registro Mercantil y no tener préstamos privados a tu nombre para que esto pueda darse. No obstante, este proceso también depende de la validación del Notario para que luego pueda darse una ubicación nueva.

¿Puedo tener diferentes domicilios?

También puedes tener domicilios distintos, pero debes saber que sólo puedes contar con uno de cada tipo. Con esto nos referimos a que si ya cuentas con un domicilio fiscal entones no podrás hacerte con uno nuevo a menos que este sea comercial o social.

De hecho, los trámites para realizar todo esto suelen ser difíciles de hacer; no por la cantidad de documentos que debes proporcionar, sino por todo el movimiento que harás para que se te pueda ser aceptado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.