C/ Nuñez Morgado, 5 28036 Madrid

91 315 91 88

8 Oct, 2019

¿Qué nos ahorramos contratando una oficina virtual?

¿Qué nos ahorramos contratando una oficina virtual?

En muchas ocasiones pensamos que contratar una oficina virtual no es una buena opción, sin embargo, estamos muy equivocados. ¡Es una opción buenísima! ¿Por qué? Pues porque se trata de una gran alternativa para nuestro negocio, con la que no solo vamos a poder darle ese impulso que tanto deseamos sino también, porque vamos a ahorrarnos un buen pico si contratamos estos servicios.

¡Sí! ¡Ahorro! Esa palabra mágica que tanto nos gusta a los emprendedores o a los que ostentamos un negocio, principalmente si nuestra empresa es pequeña. ¿Te gustaría conocer todo el ahorro que puedes conseguir con una oficina virtual? ¡Perfecto! Te invitamos a que leas este artículo y te informes de todos los beneficios de contratar una de estas oficinas. ¡Vamos a ello!

Ahorros principales con una oficina virtual

Al contratar una oficina virtual para nuestro negocio, vamos a poder ahorrar bastante dinero, dentro de diferentes áreas. Veamos cuáles son los ahorros más importantes que debemos tener en cuenta.

Sin gastos de alquiler

A la hora de montar nuestro negocio en lo primero que pensamos es en el espacio en el que vamos a ubicarlo. Una oficina, un local… no está mal pero, ¿has pensado alguna vez cuánto puedes gastar en alquiler al mes? Seguramente más de lo que te imaginas y esto es un dinero que puedes ahorrarte si decides contratar una oficina compartida virtual.

Este tipo de oficina evita que tengas que pagar esas mensualidades y no solo por el alquiler, también dejarás a un lado los tradicionales costos de los servicios públicos u otros pagos en general que se presentan al tener un espacio físico.

Reducción de gastos en material de oficina

Lógicamente, si ubicamos nuestro negocio en una oficina física, tendremos que dotarla del material y los recursos necesarios para que se pueda trabajar en ella. Hablamos, por ejemplo, desde un escritorio, sillas, ordenadores, lápices, papel… hasta el clásico paquete de Office para poder trabajar.

 

Ahorros principales con una oficina virtual 

 

Montar una oficina física conlleva a todos estos gastos, sin embargo, no ocurre lo mismo con una oficina virtual. Básicamente, porque tus empleados trabajarán desde casa por lo que no necesitarán todo este material de oficina y, en consecuencia, tú habrás ahorrado bastante para poder innovar en tu negocio en otras áreas.

Asistentes virtuales

Como es lógico, todo negocio debe tener sus trabajadores y esto conlleva a sus gastos correspondientes. Desde su propio sueldo, hasta los seguros que necesitan para desarrollar su tarea laboral, entre otras cosas.

Algo distinto es todo esto si contratamos una oficina virtual, porque esta nos provee de asistentes virtuales. ¿Qué quiere decir esto? Lo principal es que nos ahorraremos dinero porque estos asistentes trabajan desde su propia casa y cuentan con su equipo. También hay que decir que puedes tener cobertura en diferentes puntos del país (con los beneficios que eso tiene) sin tener que abrir una nueva sucursal, lo que supone un aumento de la cobertura de tu negocio sin apenas costes.

Y claro está, un asistente virtual siempre va a ser menos costoso que un trabajador de oficina física, al no necesitar tantos recursos.

Ahorro de tiempo

Quizás esta sea uno de los puntos de ahorro más importante ya que, con una oficina virtual, no necesitamos tener reuniones de manera constante y no se producen tantos retrasos como una en oficina física. Retrasos provocados por situaciones cotidianas como por ejemplo, saludar a los compañeros, recoger documentos o incluso ir por el café.

En definitiva, una oficina virtual es una magnífica opción para poder conseguir un mayor ahorro para nuestro negocio. Y si quieres saber más sobre esto, también te puede interesar 8 ventajas de tener una oficina virtual en Madrid. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *