Tras muchas horas sentados en el despacho de nuestra oficina o trabajando desde casa a través de una oficina virtual, normalmente frente al ordenador ¿se resiente nuestra salud?, ¿hacemos el trabajo con ergonomía y seguridad?

Es algo que deberíamos preguntarnos con mucha atención ya que de ello depende nuestra productividad y nuestra salud.

Mantener una disposición en nuestro lugar de trabajo óptima y adecuada para nuestra salud no es un capricho, sino que disponer de un lugar adaptado adecuadamente para pasarnos horas y horas trabajando es una necesidad profesional y personal de primer orden.

En esta infografía podemos ver algunos de los problemas generados por una incorrecta disposición de diferentes dispositivos o malos hábitos sobrellevados durante años que terminan dejando huella, así como consejos para implantar medidas correctoras.