Ser más profesional en la oficina te puede ayudar de muchas maneras: a ganar el respeto de los demás y ser mejor considerado por la dirección. Aquí van algunos consejos:

Cumple los horarios

No seas el que llega siempre el último, al que siempre hay que esperar para las reuniones. Llegar puntualmente al inicio de la jornada laborar y cumplir adecuadamente los horarios con los compañeros es un grado improtante de profesionalidad.

Considera el código de vestimenta

Por lo general hay un conjunto de códigos de vestimenta para un lugar de trabajo. Esto es diferente para hombres y mujeres, y puede ser diferente para cada empresa. Para seguir siendo profesional en la oficina, me permito sugerir vestirse encima del código de vestimenta. Voy a explicar lo que quiero decir con esto: si una empresa tiene un código de vestimenta que indica los empleados deben por lo menos usar pantalones y una camisa con cuello en la oficina, entonces le sugiero que llevan pantalones de traje y una camisa de vestir. Cumple con los criterios, pero es un poco más profesional.

Manten una actitud profesional

Ser profesional en el trabajo no se trata sólo de llegar a tiempo y vestirse adecuadamente. Se trata también de la forma de actuar. Las cosas que se dicen y las acciones que se toman pueden definir lo profesional que pareces en la oficina. Esto quiere decir que lo que dices debe ser considerado en tu entorno de trabajo. Trata de abstenerte de chistes ofensivos o historias acerca de beber e irse de fiesta durante el fin de semana. Mantén tu enfoque en el trabajo mientras estás allí.

Asume tus errores, pero no cargues con los de los demás

Sabemos que errar es humano y un profesional responsable siempre asume sus errores. Es algo que debes hacer para no perder tu credibilidad pero no significa que te conviertas en el chivo expiatorio de errores ajenos. Siempre habrá quien intente echarte la culpa del fracaso de algún proyecto y aunque a veces te resulte un poco violento, defiende tu trabajo.

Separar el tiempo personal y tiempo de trabajo

Todos tenemos cosas que ocurren fuera del trabajo, pero debemos tratar de limitar el impacto que tienen en nuestro lugar de trabajo. Si se trata de la organización de un evento, hablar con amigos, o hacer frente a problemas, es bueno tratar de mantenerlo separado del trabajo. No es algo que la gente necesita ver u oír.

Sal fuera de la oficina si necesita hacer o recibir una llamada personal. Trata de limitar el uso personal de internet e infórmate de si la empresa ha establecido reglas sobre su uso. La misma regla aplica para el uso de impresoras, fax, etc… para temas personales.

Tener un saludo profesional para el teléfono

Cómo contestas al teléfono dice mucho acerca de tu actitud hacia el trabajo. Tu saludo es lo primero que la gente oye cuando te llaman, y en muchas ocasiones también los escuchan compañeros y jefes. Hay mejores maneras de responder a su teléfono que “¿Sí?” O “Hola.”

Utiliza una firma adecuado para el correo electrónico

Todos usamos correo electrónico como parte de nuestro trabajo. Es una forma eficaz de comunicación si se utiliza correctamente. En la parte inferior de cualquier correo electrónico que envíes puede ir la firma. De nuevo deberás infórmate de las condiciones de uso y de si la empresa ha establecido un formato de firma estandarizado, incluyendo los avisos legales de política de privacidad.

Coloca el teléfono móvil personal en silencio

Nuestros teléfonos móviles están con nosotros la mayor parte del día, ya sea en el bolsillo o en nuestro escritorio. Una buena manera de ser visto como más profesional es tener el teléfono en modo silencio o vibración en el trabajo. Es posible que tenga lo que crees que es el mejor tono en el mundo, pero otros pueden estar en desacuerdo. Tonos, especialmente ruidosos, puede ser molesto e incluso molesto para los demás. Mantener en silencio o vibración puede hacerte lucir más considerado y profesional en la oficina.

Véndete bien

En ocasiones somos demasiado modestos. Es cierto que a nadie le gusta la gente arrogante y prepotente, pero tampoco es lógico ocultar tus capacidades, competencias y experiencia. Busca el equilibrio entre la justa autovaloración y la prepotencia injustificada.

Esperamos que estos consejos hayan ayudado. Y si necesitas una oficina virtual domiciliada en Madrid, o una oficina física cerca de Plaza Castilla y Chamartín ¡no dudes en contactar con nosotros!